Acelerando Netflix con Bequant

Bequant mejora la experiencia de usuario de Netflix en redes WISP, FTTH y LTE

 English | ES

 24 de septiembre de 2018

Netflix® se ha convertido en la mayor empresa de entretenimiento online. La revista The Economist (28 de Enero de 2018) estima que más del 20% del tráfico mundial se debe a Netflix, siendo la aplicación que demanda más ancho de banda en Internet. Netflix es muy dependiente de la velocidad de las conexiones de red, ya que la velocidad de bajada determina la calidad del vídeo que entrega a sus clientes.

Los servidores de Netflix envían los vídeos a sus usuarios finales utilizando ABR (Adaptive Bit Rate o tasa de bits adaptativa), que consiste en que los reproductores de Netflix descargan el vídeo en pequeños trozos, llamados “chunks”, en vez de descargar el fichero del vídeo de una sola vez. Los reproductores miden la velocidad a la que se descargan los chunks, y cuando la velocidad es alta, piden chunks de mayor tamaño y mejor resolución de vídeo. Por el contrario, cuando detectan velocidades menores, piden chunks de menor tamaño y calidad más baja.

Netflix usa el protocolo TCP para descargar los chunks de vídeo. TCP, como todos los protocolos de transporte, tiene que determinar a qué velocidad deben los servidores enviar los chunks. Si lo hacen demasiado rápido, los nodos intermedios pueden congestionarse y algunos paquetes de datos perderse y tener que ser retransmitidos, resultando en una descarga más lenta. Si lo hacen demasiado despacio, estarán infrautilizando la capacidad disponible en la red. TCP tiene que aprender cual es la velocidad óptima de cada conexión, lo que es difícil, ya que hay múltiples saltos entre los servidores de Netflix y los reproductores, y cada salto puede tener una capacidad cambiante. El resultado final es que TCP es a menudo conservador y tiende a enviar los datos más despacio de lo que la red permite, especialmente cuando hay saltos inalámbricos (tales como WiFI o LTE), particularmente variables.

En bequant hemos desarrollado y patentado un protocolo TCP diseñado específicamente para redes inalámbricas o con pérdidas. Dotado de los algoritmos más avanzados de detención y prevención de congestión, reduce la infrautilización de la capacidad de la red, aumentando la velocidad del tráfico TCP de Internet en hasta un 100%. Hemos desarrollado un proxy transparente, fiable y escalable, el BQN BTA (Bequant TCP Acceleration), que ISPs y hotspots pueden desplegar en sus redes para acelerar su tráfico TCP.

Aceptamos el reto de medir, con redes reales en varios de nuestros clientes, el impacto del BQN BTA en el tráfico de Netflix. En dichas redes, el tráfico TCP atraviesa el nodo BQN BTA para ser acelerado. Medimos la velocidad media de descarga de los chunks de Netflix, con y sin aceleración. Al estar en el camino de las descargas, nuestro nodo puede medir con precisión sus velocidades y dejar un pequeño porcentaje sin acelerar como referencia.

Se analizaron varias semanas de tráfico entre Marzo y Junio de 2018 para obtener métricas bajo diferentes condiciones de red. Se seleccionaron asimismo redes con distintas tecnologías de acceso, tales como operadores de fibra (ISP Fiber), operadores móviles con LTE (MNO 4G), ISPs inalámbricos (WISPs) y operadores de LTE fija (ISP 4G). Los resultados son más que convincentes, con mejoras consistentemente de dos o más dígitos para la totalidad de las redes examinadas:

Se observó que las mejoras de velocidad obtenidas en algunas de estas redes (por ejemplo, en WISP A) lograron que el servicio de Netflix pasase de no ser viable, a tener una velocidad a la cual eran posibles resoluciones medias. En otras redes la resolución y calidad de los vídeos de Netflix se incrementaron significativamente. Los usuarios finales experimentaron una mejora sustancial en la calidad de visionado de Netflix, los operadores de red se beneficiaron de una mayor satisfacción de sus clientes y ayudamos a Netflix a proporcionar una mejor experiencia a sus clientes.

Más información sobre el producto BQN BTA

back